LA LEGISLATURA, LEJOS DE LA PARIDAD DE GÉNERO

LA LEGISLATURA, LEJOS DE LA PARIDAD DE GÉNERO

De 130 legisladores departamentales elegidos desde 2001, sólo nueve fueron mujeres. En la actual composición de la Unicameral, el 37 por ciento son mujeres. La legisladora Liliana Montero propone una reforma electoral para garantizar la paridad prevista en la ley electoral desde ...

LEER MAS

PIDEN QUE AVANCE EN EL CONGRESO EL DEBATE SOBRE LA PRÁCTICA DE LA EUTANASIA

PIDEN QUE AVANCE EN EL CONGRESO EL DEBATE SOBRE LA PRÁCTICA DE LA EUTANASIA

La legisladora Liliana Montero presentó un pedido para que la Unicameral solicite a diputados y senadores cordobeses la promoción del debate. LINK A LA NOTA

LEER MAS

PIDEN INFORMES POR CUATRO MUERTES POR NEUMONÍA EN LA COLONIA VIDAL ABAL

PIDEN INFORMES POR CUATRO MUERTES POR NEUMONÍA EN LA COLONIA VIDAL ABAL

La legisladora provincial Liliana Montero solicitó respuestas al Ministerio de Salud. Los decesos fueron en las últimas semanas y podrían estar asociados a las condiciones de vida. LINK A LA NOTA

LEER MAS

DENUNCIA POR GASODUCTOS DE CÓRDOBA LLEGÓ A LA JUSTICIA FEDERAL

DENUNCIA POR GASODUCTOS DE CÓRDOBA LLEGÓ A LA JUSTICIA FEDERAL

Ayer, desde el Juzgado Federal N° 1 de Córdoba confirmaron a La Voz que la semana pasada les ingresó una solicitud de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) para que se pronunciara sobre si le corresponde investigar una ...

LEER MAS

PROPONEN QUE SE RETENGA A NIÑOS HASTA LOS 12 AÑOS EN TRASLADOS DE VEHÍCULOS.

PROPONEN QUE SE RETENGA A NIÑOS HASTA LOS 12 AÑOS EN TRASLADOS DE VEHÍCULOS.

El proyecto fue presentado en la Unicameral por la legisladora Liliana Montero y plantea distintas modificaciones a la Ley Provincial de Transito Nº 8560. LINK A LA NOTA

LEER MAS

PROYECTO DE RESOLUCIÓN Nº 25454. FECHA 27-06-2018. APROSS CASO JAQUELINE MURIADO

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

RESUELVE

 

 

Dirigirse al Ministerio de Salud, en virtud de lo dispuesto por el Artículo 102 de la Constitución de Córdoba,  para que a través de la Administración Provincial de Seguro de Salud, informe en un plazo no mayor a siete (7) días de recibido el presente sobre el no cumplimiento de la Ley 26.743 (ley de identidad de género) para la cobertura de cirugía de mamas  y vaginoplastía para readecuación de sexo.

 

Especificando los alcances de las leyes nacionales sobre Apross, el alcance del inciso  del artículo de la ley 9722

 

Asi mismo solicito explicite cuál es el criterio sensato y acorde a criterios de salud, de una denegación de vaginoplastía a la afiliada Jacqueline Muriado, si esa misma Administración autorizó el año pasado una cirugía mamaria en el marco de la readecuación de sexo de Jacqueline.

 

Liliana Montero

Legisladora Provincial

FUNDAMENTOS

 

El Programa Médico Obligatorio (PMO) creado mediante Resolución Nº 939/00 (2000) del Ministerio de Salud de la Nación es un programa que estipula una canasta básica de prestaciones a través de la cual los beneficiarios tienen derecho a recibir prestaciones médico asistencial. Se consideran prestaciones básicas esenciales “las necesarias e imprescindibles para la preservación de la vida y la atención de las enfermedades”. Luego de la crisis del año 2001, muchas empresas de salud cerraron sus puertas y por lo tanto, muchísimos ciudadanos se quedaron sin la cobertura de planes médicos básicos y necesarios para ellos y para sus hijos; fue entonces que el Ministerio de Salud de la Nación creo el Programa Médico Obligatorio (PMO) que garantizaba a toda la población el acceso a estos servicios y prestaciones esenciales.  A su vez, en otro decreto (486/02) de emergencia en salud, y dentro del marco del PMO, sostenía que el Sistema Nacional de Seguro de Salud debía garantizar la equidad, la universalidad y la solidaridad para todos sus beneficiarios.

 

Bien simple, todas las obras sociales, seguros de salud, prepagas, etc. deben contar con -al menos- estas prestaciones. Deben brindar las prestaciones del Programa Médico Obligatorio y otras coberturas obligatorias, sin carencias, preexistencias o exámenes de admisión.

 

Sin embargo, y tal como venimos viendo desde hace un tiempo, la Apross tiene de los más rebuscados argumentos para “zafar” de la cobertura de distintas prestaciones a sus afiliados que, por supuesto, se enteran al momento de necesitarlas.

Uno de los principales fundamentos en los que se ampara la Apross es en que no es una obra social. Transcribimos el detalle de su portal web[1]:

 

“La Administración Provincial de Seguro de Salud es una entidad autárquica con individualidad financiera. Su función es la de organizar y administrar un sistema de seguro de atención médica para los habitantes de la provincia de Córdoba, con el fin de organizar la salud de la población mediante coberturas de atención médica con el aporte solidario de todos sus afiliados”.

 

Llamativo el párrafo que sigue:

 

“Es la obra social de la provincia de Córdoba, que pretende ser el eje para el Seguro Provincial de Salud. Su objetivo como organización es el de brindar la mayor cobertura y la excelencia en la administración de la atención médica, con un sistema solidario y proporcional a todos los afiliados, mejorando día a día las coberturas asistenciales y eliminando el pago de plus adicionales”.

 

Pero  Apross recurrió al argumento de que “no es obra social” para no cubrir la cirugía plástica de mamas de Jaqueline Muriado en su proceso de readecuación de sexo ; la resolución dice que la Ley 26.743 (de identidad de género) no es aplicable a la Apross justamente porque no es una obra social. Además, agrega que el organismo no está adherido a la ley 23.660 del Sistema Nacional de Salud ni a la ley 23.661, que regula el régimen de las obras sociales. Por ende, no está alcanzado por el Programa Médico Obligatorio (PMO), tampoco.

 

 Lo que Apross desconce una y otra vez es que  la ley nacional es de orden público y, por lo tanto, imperativa incluso para Apross.

 

Jaqueline viene dando una dura batalla, en septiembre del año 2016 solicitó la colocación de prótesis mamarias, la cual le fue denegada en Marzo del 2017 porque según Apross “se trata de una prestación no incluida en el Nomenclador Prestacional vigente de Apross”( resolución 0080/17).

 

También se informaba que no es “de aplicabilidad a esta Administración la ley nacional de Identidad de Género y su decreto reglamentario”.

 

En los considerandos, precisa que “en los términos de la ley de creación de Apross N° 9.277, esta no es una obra social, sino una administración de fondos para la salud (…) y, consecuentemente, no se encuentra comprendida dentro de las obras sociales, por lo que no es “alcanzada por el sistema de prestaciones obligatorias mínimas denominado Programa Médico Obligatorio (PMO)”, que rige para el sistema público, las obras sociales y las prepagas.

 

Después de 14 meses de idas y vueltas, recursos e intervenciones de funcionarios y de otros organismos públicos, y que el caso tomara estado público a través de los medios de comunicación, Apross decide autorizar la cirugía mamaria a Jacqueline, operación que se concretó en el mes de Noviembre en el Hospital Ferreyra.

 

En aquel entonces Jacqueline ya había adelantado su intención de recurrir a la vaginoplastía para de este modo lograr que su cuerpo coincida totalmente con su identidad de género. Ella ya tiene su documento, fue una de las primeras en Córdoba en tramitarlo, logró su primera cirugía y ahora iba por la definitiva, todo esto a un alto costo emocional y físico, de trámites y trámites que olvidan que son requeridos por quienes olvidan que detrás de esos trámites hay una mujer que padece.

 

Asi es que el 18 de Marzo de este año, Jacqueline solicita la vaginoplastía. El día 20 de Abril Apross le deniega la solicitud porque dice que dicha intervención no se encuentra nomenclada en su menú prestacional. El día 23 de Abril Jacqueline presenta un recurso de reconsideración con argumento más que sensatos, su derecho a la identidad, el haber ya realizado por medio de esa obra social la readecuación mamaria, los derechos contemplados en la ley de identidad de género y el derecho al acceso a la salud entre otros. Finalmente el pasado 15 de Junio Apross vuelve a denegar la prestación solicitada por Jacqueline  con una serie de argumentos realmente insostenibles desde todo punto de vista  “ratifica que la práctica no está en el menú prestacional de esta Apross, además de no emitir informe técnico concluyente ya que no obra en el presente expediente documentación que sustente la solicitud de cirugía, prescripción médica por médico prestador idóneo, con historia clínica completa, perfil hormonal, luego de hormonoterapia, con informe completo por médico especialista en endocrinología; Informe completo por psicólogo prestador de esta Apross en el que conste la evaluación riesgo/beneficio, la estabilidad psicológica, y valoración en la que se deje constancia de disminuir los posibles riesgos pos quirúrgicos, tales como el aumento en el índice de la tasa de suicidios en este tipo de intervenciones quirúrgicos”.

 

Todo lo que se dice en esa denegación atenta contra lo estipulado en la Ley nacional de Identidad de Género, pero además roza lo ridículo toda vez que esa misma Administradora le aprobó la readecuación mamaria.

 

El caso de Jacqueline no es único, también está Agustina (preservaremos el apellido por indicación de ella) que también viene llevando adelante una batalla durísima con Apross, que ya ha llegado a distintas  instancias como por ejemplo el  INADi,  en donde los argumentos utilizados son un calco de los dados a Jacqueline.

 

En definitiva, estoy cansada de tener que pedir informes a Apross por la falta de cumplimiento de las leyes, porque no es verdad que no lo alcance el PMO, toda vez que en el artículo 12 , inciso e) de la ley 9722 de creación de Apross especifica en cuanto a la cobertura que prestara, “ Todos los procedimientos terapéuticos y de diagnóstico reconocidos por las autoridades sanitarias competentes del orden nacional y provincial” . EL PMO incluye procedimientos terapéuticos y de diagnóstico reconocidos por las autoridades nacionales como los mínimos a prestar. Finalmente las intervenciones quirúrgicas para readecuación de género son según la ley de identidad de género parte del PMO.

 

Señor Presidente, estoy realmente cansada, muy cansada de lidiar con la burocracia insensible de Apross, que por criterios que nada tienen que ver con la salud de las personas, deja a cientos de personas  sin coberturas garantizadas por ley, pero al mismo tiempo se da el lujo de pagar 30 millones de pesos en una auditoría externa que no implica más que un negocio millonario para algún amigo de algún directivo de Apross o funcionario del gobierno.

 

Liliana Montero

Legisladora Provincial


[1] http://www.apross.gov.ar/index.asp