BUSCAN IGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES EN LA CONDUCCIÓN DEL TRANSPORTE PÚBLICO

BUSCAN IGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES EN LA CONDUCCIÓN DEL TRANSPORTE PÚBLICO

La legisladora Liliana Montero presentó un proyecto de ley para asegurar la participación del 50% de mujeres. LINK A LA NOTA

LEER MAS

PRESENTARON UN PROYECTO PARA QUE LA CÁRCEL DE BOUWER TENGA UN PABELLÓN TRANS

PRESENTARON UN PROYECTO PARA QUE LA CÁRCEL DE BOUWER TENGA UN PABELLÓN TRANS

La iniciativa surgió de la demanda y el trabajo de legisladores cordobeses, como la legisladora provincial Liliana Montero, sumado al reclamo de las personas trans que vienen manifestando su insatisfacción dentro del penal. LINK A LA NOTA

LEER MAS

HOSPITAL DE OLIVA: QUIEREN SABER QUÉ PASÓ CON LOS PERROS EMPLEADOS COMO RECURSO TERAPÉUTICO

HOSPITAL DE OLIVA: QUIEREN SABER QUÉ PASÓ CON LOS PERROS EMPLEADOS COMO RECURSO TERAPÉUTICO

La legisladora Liliana Montero presentó en las últimas horas un pedido de informes ante el Ministerio de Salud para saber cuáles fueron los resultados del Programa de Canino Terapia y qué destino se les dio a los perros utilizados en ...

LEER MAS

“SOY PELEADORA, PERO TENGO DIÁLOGO CON TODOS LOS SECTORES”

“SOY PELEADORA, PERO TENGO DIÁLOGO CON TODOS LOS SECTORES”

La legisladora provincial con bloque unipersonal confirmó su lanzamiento en la carrera al Palacio 6 de Julio. “Sin mujeres en el poder no hay democracia”, afirma. LINK A LA NOTA 

LEER MAS

PROYECTO DE DECLARACIÓN N°28084. FECHA 14-05-2019. PABELLÓN PARA LAS PERSONAS TRANS EN LA CÁRCEL DE BOUWER.

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA

DECLARA

Su preocupación por distintas situaciones vinculadas a la convivencia que atraviesan las internas del penal de mujeres (Establecimiento Penitenciario Número 3) de Bouwer de la provincia de Córdoba.

Que cree oportuno que el Ministerio de Justicia de la Provincia arbitre las medidas necesarias para que se prevea la urgente creación de un pabellón para las personas Trans* (transgénero, transexuales y travestis) en la cárcel de Bouwer. A la vez que se lleve adelante la creación de un manual de convivencia y se desarrollen las políticas y estrategias pertinentes que garanticen la máxima protección posible de dichos grupos.

Solicita, además, al Ministro de Justicia que garantice la cobertura de salud necesaria y acorde a la salubridad de cada interna Trans*. Ya sean tratamientos hormonales o afines que hayan comenzado antes de su condena, medicación para VIH, dietas especiales para quienes padecen VIH y atención con profesionales especialistas o afines a cuestiones de diversidad en género.

Que todas estas acciones deben ser adecuadamente trabajadas con los equipos técnicos especializados bajo la coordinación de la Comisión Interministerial de Derechos Humanos Géneros y Diversidad sexual.

Liliana Montero

Legisladora Provincial

 

FUNDAMENTOS

Argentina es un país que ha avanzado muchísimo en materia de derechos civiles y políticas de género. Sin embargo, como sucede también en otros ámbitos, las letras son muchas, pero la práctica es otra.

En los últimos meses hemos sido anoticiados de distintos episodios sucedidos en el pabellón de mujeres de la cárcel de Bouwer. Episodios que han tenido que ver con situaciones individuales y también de convivencia entre las mujeres. Eso ha derivado en la muerte de mujeres alojadas allí, lo cual es altamente preocupante. Por ello nuestra manifestación en ese sentido.

Recientemente el periodista de Cadena 3 – Miguel Clariá– refleja una de estas situaciones con un tema puntual: “Presas de Bower piden el traslado de una reclusa trans”. La situación es la siguiente: las presas del penal de mujeres “alegan sentirse “incómodas” por su condición y su comportamiento. Según relata el medio, sus compañeras de penal solicitaron su traslado por diversas situaciones “incómodas” que se dan en el día a día en la cárcel. Dicen, por ejemplo, que la mujer no se viste como mujer y hasta formó pareja con otra reclusa del pabellón, quien estaría embarazada. También dicen sentirse “incómodas” por compartir las duchas con ella.

Gabriela Nahir F. quien es autopercibida como mujer, está detenida por “lesiones y amenazas” desde octubre de 2017. El abogado de Nahir, siempre según relata Cadena 3, afirmó que “hay una ley que se adecúa a los tiempos actuales, pero no adapta la infraestructura. Imagínense si cinco reclusas auto percibidas como hombres son alojadas en una cárcel de ese sexo. Esto genera muchos problemas porque no hay una adecuación edilicia”.

En Florencio Varela, Buenos Aires, hace poco tiempo se creó un pabellón para las internas trans*, debido a reiteradas denuncias. Y este pabellón cuenta con personal femenino. Entre sus fundamentos, el juez que falló en Florencio Varela afirmó que ya han transcurrido cinco años de la sanción de la ley de identidad de género, “un tiempo prudencial” para que el Estado “adecúe sus instituciones a las exigencias de la ley que no es compleja. Es fácil de lectura y entendimiento”. Y explica cómo se deben consignar los datos de una persona trans* de acuerdo a la ley.

El Manual de Reclusos con Necesidades Especiales de la ONU[1][2] (2009) afirma que con el reconocimiento de la identidad de género automáticamente bajarán los niveles de violencia y convivencia, y se elevará la calidad de vida de todas las personas detenidas y del personal penitenciario. En el capítulo 5 (de reclusos homosexuales, bisexuales y transexuales) dice que:

“Los instrumentos de los derechos humanos obligan a los Estados a proteger a todos los reclusos bajo su supervisión y cuidado, así como a ayudar a su reintegración social. Considerando la gran cantidad de reportes relacionados con la discriminación, humillación, abuso y violación sexual de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en instalaciones de los recintos penitenciarios, las autoridades penitenciarias necesitan desarrollar políticas y estrategias que aseguren la máxima protección posible de dichos grupos, mientras que se facilite su reintegración social de manera eficaz”.

Otra situación que se presenta en el caso de la población Trans* en las cárceles tiene que ver con algunas medidas de salubridad y tratamientos que vienen realizando antes de ser condenados. En un informe de la Comisión por la Memoria se mencionan algunas falencias al respecto: imposibilidad de continuar o comenzar tratamientos hormonales”; la “pérdida de turnos en hospitales extramuros”, “la falta de atención por parte de profesionales con algún tipo de formación o de sensibilidad de género”. Y, “la falta de adecuado suministro de medicación ni de dieta especial indicada o de medicación para protección gástrica por los cócteles en los casos en que padecen VIH”. Al respecto, el manual de la ONU asegura que “los delincuentes homosexuales, bisexuales y transexuales son más propensos a sufrir de ETS, incluyendo VIH/SIDA, problemas asociados con el abuso de drogas y otras condiciones de salud, puesto que con frecuencia serán obligados a mantener un estilo de vida que incluye comportamientos de riesgo, debido a prejuicios relacionados con su orientación sexual o identidad de género”. “Las personas homosexuales, bisexuales y transexuales pueden recurrir a la prostitución para mantenerse a sí mismos y adquirir adicciones a sustancias para tolerar su situación, con el riesgo de adquirir ETS, VIH/SIDA como resultado de mantener relaciones sexuales sin protección y el uso de drogas inyectadas”. En este sentido, es que resaltamos la importancia de tomar las medidas necesarias para el control y tratamiento de distintas enfermedades y afecciones que pueden sufrir en esta población. Teniendo especial cuidado en los profesionales que se ocupan de dicha tarea.

 

Fuentes consultadas

http://agenciapresentes.org/2017/03/06/ofallo-historico-habra-un-pabellon-exclusivo-para-mujeres-trans-y-travestis-detenidas/

https://tn.com.ar/sociedad/marilyn-la-historia-de-la-trans-que-mato-su-madre-y-su-hermano-llego-al-cine_905075

https://www.cadena3.com/noticias/sociedad/presas-bouwer-piden-traslado-una-reclusa-trans_138092

https://www.cadena3.com/noticias/juntos/abre-debate-para-crear-pabellones-trans-carceles_118608

Liliana Montero

Legisladora Provincial



[2] Este manual cubre las necesidades especiales de ocho grupos de reclusos, quienes tienen un estado particularmente vulnerable en las prisiones, a saber, reclusos con necesidades de cuidado de la salud mental; reclusos con discapacidades; minorías étnicas y raciales e indígenas; reclusos extranjeros; reclusos homosexuales, bisexuales y transexuales; reclusos de la tercera edad; reclusos con enfermedades terminales y reclusos sentenciados a la pena de muerte.